domingo, 25 de mayo de 2008

Las negociaciones que se está llevando acabo en Huelva sobre el Convenio del metal se está intentando enfrentar a unos trabajadores con otros (divides y vencerás), esta de clase empresarial está adoptando métodos del anterior régimen fascista, utilizando instituciones del Estado para sus conveniencias, ya es hora que los trabajadores piensen con la cabeza y no con el culo, sabemos que algunas contratas viven de las grandes empresas, donde el trabajador de contrato haciendo las mismas actividades que el otro, a la hora de cobrar tiene una diferencia salarial de menos y eso no es de justicia.

En cuanto a las Centrales Sindicales mayoritarias deberían replantearse su papel colaboracionista de este sistema corrupto, o dedicarse a otra cosa, pues ya va siendo hora que dejen que las asambleas de trabajadores decidan su futuro de forma democrática, sin manipularlos impunemente, esos lideres sindicales que están liberados cobrando un sueldo son el cáncer del movimiento obrero, esos personajillos que están detrás de su despacho, conduciendo a las masas obreras a huelgas sangrantes, ¿perdéis dinero vosotros?, indudablemente ¡no! Vuelvo a repetir y no me cansaré que estamos viviendo no un estancamiento de los salarios y libertades, si no a un deterioro impararable que yo se donde vamos a llegar, se han perdido 55,9% del poder adquisitivo. A los obreros combativos se le despide o encarcela.

POR UNA CLASE OBRERA UNIDA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal