jueves, 13 de marzo de 2008

La Razón de la existencia de Clases

En bases a las reflexiones que Marx hizo sobre las condiciones capitalistas y obreras que forma parte de un vivo ejemplar de relaciones inhumanas que florecen tras el surgimientos de dichas clases y de lo perversa que resulta aprovechar las relaciones sociales, separando al sujeto del objeto como prueba de la existencia real de la clase social a partir de lo económico, e imaginaria del producto de la mente humana histórico y social. Pero también como un concepto que presenta serias contradicciones en el mundo capitalista, pues surge pensar una sociedad sin clases, posibilidad arrebatada a la imaginación, donde puede surgir una clase social no separando a los seres humanos y a su misma naturaleza.

Lo cierto es que la tradición hace el pensamiento burgués, la indefensión de la clase social, siguiendo esta línea se puede hablar de transformación de las condiciones objetivas capitalista, que dan cabida a la existencia de sociedades de clase, para analizar todo esto y que tipo de condiciones objetivas hacen una clase dominante, dirigente, enarbolando la bandera de la existencias de clases sociales. Esto va a ser quien determine que tipo de organización social y las categorías a considerar del concepto de clase social.

La clase social se presenta en las sociedades como una realidad objetiva, innegable, inhumana y verídica. La "clase" es un concepto que más que definirlo requiere comprenderlo, comprender las relaciones que se desencadenan tras la "existencia de las condiciones capitalistas" y como consecuencia la existencia de protagonistas como el capital, el salario, obreros asalariados, medios de producción, acumulación de capital, entre otros. Sin embargo más allá de todo esto se requiere jugar con la existencia de la clase social y al mismo tiempo imaginar la posibilidad de transformar su existencia y la deshumanización que presenta.

Entonces no se puede negar la existencia de esta relación social que se presenta y experimenta como una realidad "objetiva" e innegable dentro de tiempos y espacios sociales distintos. Comprender el concepto de clase es la intención primera de este trabajo pero al mismo tiempo se pretende jugar con su inexistencia y a la par mostrar el grado de deshumanización que alcanza. Por lo tanto, es necesario partir negando que la comprensión del concepto de "clase " se inicie con una definición, clasificación que "clarifique" el tipo de relación que se entabla con los sujetos en una sociedad capitalista. En realidad es necesario resaltar las condiciones sociales en la que se presenta y la posibilidad histórica de emancipación. Una definición aumenta la complejidad del fenómeno y la relación entre los actores sociales disminuyendo la posibilidad de tener un acercamiento menos anodino. De modo que permita comprender las condiciones en que se dan la relación entre el capital y el trabajo en una sociedad capitalista regidas por relaciones y condiciones inhumanas recordando lo que Marx señalaba al respecto "el trabajo materializado aparece -como una contradicción consigo mismo, con el trabajo vivo" es decir, " es dentro del marco" de la existencia constituida (Dasein) del capital que la clase tiene efecto; el marco en sí parece existir externo a la lucha de clases. El trabajo asalariado es una contradicción en sí mismo sólo es posible su existencia dentro del marco capitalista y de igual forma la clase también podrá mostrar su constitución.

Entonces, es necesario partir de la existencia de la "clase social" dentro de un marco de referencia que es el sistema capitalista ( y tal vez de la misma naturaleza humana que hace presente la existencia de relaciones jerarquizadas de unos sobre otros). No se puede afirmar absolutamente que la "clase" surge con el capitalismo como la violencia surge con el Estado. Pero se hace referencia a la categoría de clase, al mismo tiempo que las relaciones sociales se hacen presentes al entrar a las denominadas condiciones capitalistas. Lo realmente discutible es el tipo de relaciones y condiciones capitalistas con el capital y por el capital y la acumulación de éste que lleva a oposiciones entre dichos grupos que componen el colectivo social sobre todo si se habla de intereses de clase donde una resulta ser el obstáculo de la otra. Las discrepancias surgen cuando las relaciones sociales se alcanzan a vislumbrar como naturalistas- consustanciales a la existencia humana- además de históricas. Repetibles en espacios y tiempos diferentes, producto de las acciones humanas, pero al mismo tiempo capaces de ser transformadas y modificables por el mismo humano. Esta es la primera referencia al hablar de clase como concepto real, pero que al definirlo no parece mostrar toda la complejidad y el génesis y la transformación del fenómeno humano de clase.

Según Marx la división social en clases constituyen un antagonismo en sí mismo, abordando la clase social en relación con los bienes de producción en el marco capitalista, como las feministas hablan de la división social en relación directa con el sexo, y los racistas en función de la diferencia entre las razas o como el consumidor en función de lo que se consume, de igual forma la clase social se define en función de su relación con los medios de producción. Al parecer resulta un tanto complejo definir lo humano en torno a la diferencia de clase, raza, género y medios de producción cuando éstos precisamente responden a divisiones sociales y relaciones jerarquizadas. Ejemplo de ello lo encontramos en la manera en que definen el capitalismo a la "clase obrera" en términos de un ingreso, un salario, etc, que origina un número infinito de categorías inmanejables y en muchas ocasiones incomprensibles. Es decir al parecer cada ocupación, color, sexo, pensamiento constituirá su propio grupo o clase que es dividido en varios subgrupos para acercarse a sus especificidades de sus características en torno a sus funciones y al rol social de cada categoría haciéndolo cada vez más complejo e inimaginable. Una vez incursionado al mundo de la clasificación y la conceptualización social se puede percatar de la dificultad que presenta intentar definir la relación de clase en función de una estratificación social..

Pero regresando al concepto de clase como un concepto sociológico y su relación directa con el capital es necesario percatarse de la perversión más desarrollada, el fetiche constituido de la sociedad capitalista, es la relación del capital consigo mismo, de una cosa en si mismo. Perversión en la relación de clase y en la búsqueda desenfrenada de la acumulación de capital en manos de una clase a costa de la explotación de la "clase obrera" en términos de su posición económica en el proceso de producción y en el mercado laboral frente a las condiciones burguesas –capitalistas.

De esta forma lo que se pretende es analizar el concepto de clase en términos de Marx y en términos de la posibilidad de nombrar lo innombrable y definir lo indefinible y transformar las denominadas "condiciones objetivas" y como consecuencia la existencia de una sociedad sin clase o una sociedad con clases desprendidas de la perversión ¿ será posible esto? Definir la clase capitalista y la clase obrera por el lugar que ocupan en los medios de producción puede ser tan perverso como perverso son muchas cosas que el humano hace cotidiana e históricamente, tan es así que persigue el capitalista al capital y el obrero al mismo capital, idea burguesa y perversión de parte de la clase capitalista que lo que persigue es acumular capital y explotar al trabajador, pero que en ningún momento intenta "realmente compartir " lo alcanzado mediante la dominación y explotación a la otra; y como respuesta innegable, una "lucha de clases" históricas, pero tras la perversión de la división de la sociedad en más de dos clases el antagonismo del capital permea a los demás sujetos sociales construyendo una idea de la acumulación de capital a través de la explotación y subordinación de las relaciones y las condiciones del trabajo, orillando a una carrera desenfrenada por el incremento de capital en un pequeño grupo social, mientras que el trabajador asalariado y los demás estratos sociales pretenden "cachar" algo de la manzana prohibida que sólo es "privilegio"de unos cuantos internándose a los dos mundos diametralmente separados, el trabajo y los medios de producción, en las relaciones que fundamentan este sistema. Como se puede afirmar los pies del trabajador asalariado "permanecen sumergidos en el lodo de la explotación incluso cuando en su cabeza se sitúan nubes ideológicas burguesas.

De esta forma se requiere internarse a categorías como trabajo, condiciones objetivas capitalistas, salario etc. Estas categorías son de orden económico y social donde el trabajo más las condiciones capitalistas, es decir el trabajo asalariado y el capital, así como el tipo de relaciones que de éstas se desprenden, va a tener un dueño único quien dicta condiciones objetivas del trabajo, y éste va a ser el capitalista , mientras que el obrero va a estar sujeto a dichas relaciones donde la posibilidad de reunir el trabajo de los medios de producción va atraer como consecuencia un tipo de relaciones más humanas, activas y menos enajenadas.

Estas personificaciones del trabajo asalariado y el capital están determinando un tipo de relación social y económica desiguales una vez inmersos en el proceso de producción. Incrementando la "masa del material humano explotado" enfatizado en el obrero como un sujeto al que se somete a explotación sobre y por encima del mismo. Las condiciones objetivas capitalistas no estarían dadas por una clase y de una clase a otra, sino más bien dicha acumulación originaria no sería el fundamento de la reproducción capitalista y que precisamente crearía el concepto de clase, si esto puede ser posible.

De este modo las denominadas condiciones objetivas capitalistas es un conjunto de condiciones de una clase sobre otra de modo que permita la acumulación progresiva que lleva a producir por producir e incrementar la acumulación para los capitalistas y la explotación y disminución de conciencia y bienestar económico de los demás. Precisamente esto es lo que dificulta la comprensión del concepto, medio.

Este prefacio que considero un poco extenso viene a cuento porque el próximo nueve de Marzo se vota en unas elecciones generales, que no aporta nada a este sistema imperfecto para la gran mayoría de personas, en este caso España, donde hay un numero considerable de personas que no llegan a fin de mes, que sus salarios cada año que pasa, se ve mas reducido, que sus trabajos están pendientes de un hilo y que la precariedad en el trabajo es cada vez mayor, y yo me pregunto el ir a votar por muy democrático que sea, cambia nuestras miserables vidas, definitivamente, ¡No! Pero claro hay una minoría de personas, entre ellos se encuentran partidos políticos llenos de charlatanes corruptos que sirven al mismo sistema capitalista, dándole un rostro que parezca mas humano y democrático.

No os confundáis no se trata de que un partido u otro vaya a mejorar vuestras vidas porque los dos se complementa del mimo sistema y del que chupan todo lo que pueden y que no le interesa cambiar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal